Para comer en cualquier lugar en su trona superportátil

¡Come con tu lobster todos los días! La lobster, una trona de viaje galardonada, se pliega en plano y cabe en su propia bolsa: tan solo mide 35 x 34 x 8 cm. Acopla la lobster a prácticamente cualquier mesa o encimera, en casa o cuando estéis de viaje, y deja que el bebé esté limpito, seguro, e incluido en la familia al poder estar sentado a la mesa.

lobster portable highchair

El prodigio de la higiene

No tienes que usar las mugrientas tronas de los restaurantes. Es facilísimo llevarse la lobster para cenar fuera de casa con el bebé. La lobster te concede tus tres deseos de limpieza: su tejido es duradero, se limpia con un trapo y se puede quitar facilísimamente del chasis de la trona para lavarla a mano. Entre las abrazaderas se coloca la bandeja apta para el lavavajillas, que protege la superficie de la mesa de posibles manchurrones de comida. ¡Es prod-higiénica!

lobster

Abrazaderas fuertes: superfirmes y seguras

Con el arnés de seguridad de 4 puntos y sus correas almohadilladas para los hombros, hasta el bebé más culebrilla estará seguro y sujeto en la trona. Las abrazaderas de la lobster son superfuertes y tienen agarre de goma para sujetarse a la mesa, con un mecanismo de acoplamiento y desacoplamiento mediante giro: fácil para los mayores, pero nada fácil para los peques.

lobster portable highchair with twist on-off clamp
lobster portable highchair with toddler waiting for food

Preparados, listos, ¡a comer! Se instala superrápido

Al coger la lobster del chasis, ella solita se colocará en la posición adecuada para acoplarla a la mesa. Cuando quieras guardarla de nuevo, solo tienes que girar las abrazaderas hacia adentro, y la lobster se plegará sobre sí misma, lista para volver a su propia bolsa. ¡Y ya está!

line drawing of set up of lobster at table
lobster portable highchair with carry bag

Ingeniosa y elegante: ¡prueba la lobster!

El chasis de aluminio satinado y los resistentes tejidos fáciles de cuidar no solo son fuertes y duraderos, sino que además son tan elegantes que va a llamar la atención allá donde la coloques. Su asiento, almohadillado y profundo, proporciona la comodidad y el soporte a la postura que el bebé necesita para comer y seguir creciendo: esta trona es un hacha.

lobster portable highchair with father and child